Referer:

Gobernanza de internet: entre el idealismo y el realismo político

marcianitos_karismaticos

* Por Cristian León

El marco jurídico internacional de la Gobernanza del internet se ha estado debatiendo durante las últimas décadas entre dos principales modelos: el multistakeholder y el multilateralismo. Cada uno implica, más allá de aspectos de gestión técnica, una visión de cómo deben administrarse recursos estratégicos, definir roles y balancearse diferencias de poder entre Estados, organizaciones civiles y usuarios. Aunque el modelo multistakeholder se ha prácticamente impuesto, y es visto por la mayoría de los países y actores como el más adecuado, es necesario tener en cuenta sus implicaciones, sobre todo dado que, a pesar de estar pensado como un mecanismo de contrapeso a la hegemonía estadounidense, a fin de cuentas solo la ha consolidado.

El debate entre el modelo multistakeholder y el multilateralismo surgió a raíz de la preocupación de distintas potencias mundiales en torno a la administración de las infraestructuras físicas y virtuales que permiten la existencia del internet. En 1998, cuando el internet ya se había expandido a la mayoría de los países del mundo, los Estados Unidos decidieron unilateralmente crear una entidad con alcance global para regular la asignación de nombres y direcciones en la red, la ICANN. Dicha decisión fue duramente criticada por la Comisión Europea, por lo que se pidió a la ONU que convocara una reunión para establecer las directrices para un marco común; así, el año 2003, se llevó a cabo la primera Conferencia Global para la Sociedad de la Información (WSIS) en Ginebra, en la cual se adoptó el principio rector de participación igualitaria de todas las partes interesadas, organizaciones internacionales y miembros de la sociedad civil. Fue así que el modelo multistakeholder fue creado, en un primer momento, justamente para contrarrestar el control estadounidense sobre la internet.

Esta posición fue posteriormente consolidada en una segunda reunión mundial, la Conferencia de Túnez (2005), y en la cual también se creó el Foro de Gobernanza del Internet (IGF).  Además ha sido plasmada en las Resoluciones de Dakar de los países africanos y el Marco político para la Gobernanza del internet de los países centroamericanos, la Acción 97 de la Comisión Europea y la Declaración de JustNetCoalition, una organización que agrupa varias ONG internacionales.

No obstante, el año 2013, las revelaciones de Edward Snowden en relación a los proyectos de vigilancia de los Estados Unidos hicieron surgir orientaciones más estatistas y proteccionistas. Así, el enfoque multilateralista, el cual defiende la creación de un marco legal con implicaciones que atañen solamente a los Estados, cobró gran notoriedad. Además de éste, también se pusieron sobre la palestra visiones más radicales, como la balcanización del internet, suponiendo una fragmentación de la red en pequeños nodos dentro de los países con sólo ciertos puntos de interconexión con otras redes, y otras incluso más libertarias y anárquicas, como la de autorregulación desde los usuarios (Pohle, 2015).

La emergencia de estas otras orientaciones partió también desde un contexto mayor, el de reestructuración del sistema internacional ante el surgimiento de nuevas potencias en franca competencia con la hegemonía política y económica de los Estados Unidos. Aquí entran por supuesto, los denominados BRICS (Brasil, India, China, Rusia y Sudáfrica). A pesar de este nuevo contexto, el modelo multistakeholder fue ratificado en la declaración de la reunión NetMundial[1], evento que se desarrolló en Brasil el año 2014 y que llegó a agrupar a representantes de más de 80 países, y en  las últimas reuniones mundiales del Foro de Gobernanza del Internet, por lo que se puede decir que no parece ceder a las críticas y contestaciones recibidas. Es importante, a pesar de ello, seguir debatiendo sobre sus alcances no solamente en lo que respecta al internet, pero también en relación a su vínculo con las relaciones internacionales en general.

Idealismo y realismo en el debate de la gobernanza

El debate entre el modelo multistakeholder y el multilateral se afinca y recrea otro debate clásico en las relaciones internacionales, el del idealismo en contra del realismo. El primero afianzado en una perspectiva de cooperación y armonización de intereses, y el segundo que intenta develar que detrás de toda acción siempre hay una pugna de poder irresuelta.

a.    Modelo multistakeholder e idealismo político

La perspectiva de cooperación multistakeholder está influenciada en gran medida por la teoría idealista de las relaciones internacionales. El idealismo parte de la consideración de que las relaciones internacionales se encuentran en un “estado de naturaleza” por lo que se debe establecer un marco común participativo, algo así como un contrato social a nivel internacional; sus principios son la creencia en el progreso por lo que descartan cualquier visión determinista del mundo, por otra parte, defiende el racionalismo en tanto cada país busca aquello que piensa es mejor y que en función a aquello, los intereses siempre pueden armonizarse (Del Arenal, 1990). De la misma manera, el modelo multistakeholder aboga por la adopción de una plataforma común y abierta, esperando que todos los actores involucrados actúen de buena fe y voluntad[2].

No obstante a su gran aceptación en la comunidad internacional, el modelo multistakeholder ha recibido distintas críticas. Se ha mencionado por ejemplo que esta perspectiva no aborda adecuadamente los problemas relacionados a los desbalances de poder y asume que todos los Estados persiguen mismos intereses, evadiendo así, por ejemplo, la cuestión sobre la vigilancia y control de la red que ejercen los Estados Unidos. Por otra parte, pese a la apertura hacia la participación y transparencia, sólo aquellos países con capacidades y conocimientos sobre la infraestructura del internet están siendo efectivamente incluidos en el debate y la toma de decisiones, excluyendo así a la gran mayoría de los países y usuarios del internet (Drake, 2012)[3].

Es decir, a pesar de las buenas intenciones detrás del modelo, la brecha digital está implicando una reproducción de la marginalidad periférica que ha afectado al mundo desde siempre. Los principales actores que están formalmente participando en la gobernanza del internet provienen principalmente de países desarrollados y existe además una participación preponderante de los Estados Unidos (Drake, 2012)[4].

Entonces, lo que se ha visto hasta el momento es que el modelo multistakeholder no necesariamente está conduciendo a un proceso de gobernanza amplio, horizontal y capaz de representar todos los puntos de vista a nivel global. Los procesos están creando sobrerrepresentación de algunos países e incluso con respecto a la participación de organizaciones internacionales, estas carecen de independencia y se encuentran altamente influenciadas por actores con interés económico más que social (Pohle, 2015)[5].

b. Multilateralismo y realismo político

El multilateralismo es una perspectiva que ha cobrado fuerza recientemente, sin embargo, no ha logrado aún calar en la comunidad internacional sino que ha nacido de posiciones individuales de algunos países, entre ellos: los países BRICS, más Irán, Argentina, Siria, Arabia Saudita, entre algunos otros.

La premisa básica del multilateralismo gira en torno a mantener el actual esquema sobre el cual funciona el sistema de naciones, en tanto prevalece la soberanía nacional, y los gobiernos son los únicos con la potestad de tomar decisiones con respecto a la administración y gestión de recursos comunes del internet. La preocupación principal, y sobre la cual se justifica su argumentación, es la ciberseguridad. Dado que los Estados son, por el momento, aquellos que pueden legítimamente  adoptar medidas de seguridad dentro de sus respectivos territorios, siguiendo el principio weberiano de Estado, son también ellos los que pueden crear políticas para la regulación del ciberespacio[6].

Esta perspectiva ha sido potenciada por al menos tres aspectos. Primero, las revelaciones que hizo Edward Snowden con respecto a la vigilancia que hace los Estados Unidos; segundo, el decaimiento de las principales potencias mundiales debido a sus crisis económicas, al mismo tiempo que la emergencia de nuevas potencias económicas que son justamente los que defienden el multilateralismo; y tercero, la desconfianza hacia la poca independencia que tienen las organizaciones que actúan sobre temas del internet, entre ellos la IGF, IEEE, ICANN, UTI, entre otras[7].

Tomando en cuenta esos aspectos, el multilateralismo entonces se inclina más hacia la corriente del realismo en las relaciones internacionales. Esta corriente es crítica del idealismo pues duda de la racionalidad y buena fe de los Estados, sino que entiende que lo que prima es la seguridad nacional; mientras no hay garantías de seguridad a nivel internacional, los Estados están en constante pugna con sus rivales. Sus principales preceptos son el determinismo del proceso histórico, la negación de la moral como capaz de guiar la conducta de los Estados (los individuos si pueden estar determinados por códigos de conducta, en cambio los Estados pueden fácilmente quebrarlos utilizando la justificación de su sobrevivencia), la búsqueda de contrapesos para equilibrar las brechas de poder,  la existencia natural del conflicto en el sistema nacional (Del Arenal, 1990).

Influenciados en esos preceptos, los países mencionados se han continuamente negado a aceptar el modelo multistakeholder en su totalidad tanto en la NetMundial como en otros foros internacionales (CGCS, 2014[8]; Kaul, 2014[9]). Adicionalmente, India, Brasil, Sudáfrica, China y Rusia, han abiertamente defendido la necesidad de crear una organización o plataforma que reemplace a la ICANN y la IGF, en base al sistema de la ONU, y que se conforme por un comité de miembros en base a representación geográfica. Esta propuesta, sin embargo, ha ido perdiendo fuerza debido a las múltiples críticas que recibió (Kaul, 2014).

Está claro que, el problema también se halla en la necesidad de estos países por ejercer un papel más significativo no sólo en relación al internet pero también en el área de las relaciones internacionales, haciendo valer así su peso actual en la economía mundial y el gran tamaño de su población usuaria (Kovacs, 2014). Finalmente, las posiciones más radicales, como la de China, país que ha acuñado el concepto de ciber-soberanía para justificar el establecimiento de barreras internas de acceso a información a modo de enclave (Livingston, 2015)[10], están desviando la posibilidad de generar presión de bloque y una visión cohesionada.

Hacer funcionar el idealismo

El modelo multistakeholder que se ha confirmado como la visión predominante en la gobernanza del internet global, a pesar de buscar reflejar una situación ideal capaz de generar contrapesos a poderes hegemónicos, está justamente haciendo lo contrario. Esta visión  facilita la sobrerrepresentación de las principales potencias, las cuales tienen más capacidades técnicas y poder de influencia a nivel internacional, por lo que pueden orientar el debate a su favor.

Este contexto ha influenciado la emergencia de corrientes proteccionistas y estatistas afianzadas en visiones realistas de las relaciones internacionales, como el multilateralismo. Si bien el multilateralismo podría ser una manera de contrarrestar las falencias del modelo multistakeholder, adoptarlo significaría volver a una visión más tradicional de las relaciones internacionales, implicando así la exclusión de la sociedad civil, por lo que tampoco ha recibido mucho apoyo.

Desde ese aspecto, en sí el modelo multistakeholder es más ventajoso y da mayor apertura, no obstante, es necesario replantearlo. Primero, es necesario que haya un esfuerzo conjunto y colaborativo para cerrar los aspectos más críticos de las brechas digitales, especialmente desde los países en desarrollo, de modo que su rezago no se convierta en justificación para su exclusión del debate. Segundo, es posible que se necesite mayor regulación internacional en relación a la vigilancia y captura de flujos de información entre Estados, de modo que se sancione acciones como las que denunció Snowden y así se genere mayor confianza. Al mismo tiempo, los ciudadanos también necesitan más protección y ciberseguridad, por lo que es necesario que esa regulación pueda incluirlos, aunque claro, las regulaciones internas a los Estados pueden entrar en contradicciones. Finalmente, se debe hacer los esfuerzos para desindexar la gestión del internet de la influencia de las relaciones internacionales y sus esquemas de balance de poderes, no obstante, eso es algo difícil y al fin y al cabo excesivamente idealista.

[1] Iniciativa de un comité integrado por 12 países (Argentina, Brasil, Francia, Ghana, Alemania, India, Indonesia, Sudáfrica, Corea del Sur, Túnez, Turquía y los Estados Unidos de América) y 12 organizaciones internacionales, incluyendo la UIT, el  Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) de las Naciones Unidas y  la Comisión Europea.

[2] http://www.knowledgecommons.in/brasil/en/multilateral-and-multistakeholder-responsibilities/

[3]http://www.collaboratory.de/w/Multistakeholderism:_Internal_Limitations_and_External_Limits

[4]http://www.collaboratory.de/w/Multistakeholderism:_Internal_Limitations_and_External_Limits

[5]http://www.globalpolicyjournal.com/blog/05/01/2015/multistakeholderism-unmasked-how-netmundial-initiative-shifts-battlegrounds-internet

[6] http://www.knowledgecommons.in/brasil/en/multilateral-and-multistakeholder-responsibilities/

[7] http://www.knowledgecommons.in/brasil/en/multilateral-and-multistakeholder-responsibilities/

[8] http://www.global.asc.upenn.edu/app/uploads/2015/01/Chaos-and-Control.pdf

[9] http://cyfy.org/lessons-from-brics-developing-an-indian-strategy-on-global-internet-governance/

[10] http://www.chinalawblog.com/2015/02/beijing-touts-cyber-sovereignty-in-internet-governance-global-technology-firms-could-mine-silver-lining.html


Cristian León: Investigador de #InnovaPoliticaLatam.

Foto: http://faccionlatina.org/project/colombia-convoca-a-discutir-sobre-gobernanza-de-internet/

marcianitos_karismaticos

Comments

Etiquetas:, , , ,